ULTRALIGEROS.

FOTOS

 

Como acertadamente nos dice su publicidad estamos ante uno de los modelos actuales en el mercado, que vuelve a los conceptos más clásicos en la aviación ultraligera. Si lo que pretendemos es popularizar el vuelo para que sea accesible a cualquier ciudadano, entonces tendremos que dar la bienvenida a ultraligeros como el que nos ocupa.

Después de obtener su certificación por Aviación Civil, este ultraligero se esta consolidando como el mas adecuado para ser utilizado en escuelas, por su asequible precio, por su seguridad, por la rapidez  en conseguir repuestos ( 48 horas ) por su amortiguación, por su largo… etc.etc.

A continuación reproducimos íntegramente una prueba de vuelo y opiniones de alguien imparcial y buen conocedor del medio, como es la revista  AVIACION GENERAL Y DEPORTIVA.

 

 

PRUEBA EN VUELO realizada por la revista AVIACION GENERAL Y DEPORTIVA en  el Nº 13 en Marzo de 1999

 

Diseñado el Kit por Jöel Koechlin a partir de un modelo europeo, se fabrica en la India por RAJ HAMSA ULTRALIGHTS PVT LTD. Producido con materiales aeronáuticos procedentes del Viejo Continente, donde regresan para ser distribuidos.

Aparato que nos puede recordar a “viejas glorias” como el Tango o el Wedhopper, no tiene relación con ninguno de ellos aunque a primera vista nos lo recuerde. Cuando lo estudiamos más cerca comprobaremos como en este diseño, además de ser un tres ejes, se han aportado acertadas soluciones de construcción, combinando el acero, el aluminio 6061 T6  y Dracon.

Una vez realizada la inspección prevuelo pasamos a acomodarnos en la cabina. Suficientemente amplia para dos personas de complexión normal, el acceso a la misma requiere un cierto aprendizaje. Los asientos disponen de un respaldo muy recto aunque con reposacabezas, no siendo agradables en caso de realizar largos vuelos.

Al ir dotado de arranque eléctrico, ponemos el motor en marcha con facilidad para proceder a su calentamiento durante unos minutos mientras nos familiarizamos con los instrumentos y mandos diversos. Una vez alcanzada la temperatura óptima de funcionamiento del motor, rodamos hacia cabecera donde efectuamos la última comprobación de potencia y encendidos, para con todo en orden proceder al despegue. Lo efectuamos con una carrera de 80 metros a una velocidad de 60 km./h, pero que nosotros incrementamos a 70 para obtener una tasa de subida de 850 pies/m, que se acerca bastante a los 5 metros/segundo anunciados en el manual. Alcanzados 300 metros sobre el terreno, nivelamos y nos disponemos a efectuar nuestro triángulo de velocidades y consumo. El trim del que dispone este modelo, ofrece pocas variaciones en la actitud del avión con dos personas a bordo, siendo algo más efectivo cuando solo va un tripulante. Mantenemos 85 km./h en un crucero económico, aunque si viajamos a 90 la diferencia de consumo es realmente escasa. Podemos llegar a volar a 120 km./h pero pasando de 100 no merece la pena, pues el consumo se dispara así como la incomodidad de tener que realizar más esfuerzo sobre los mandos de control.

Realizamos virajes a derechas e izquierdas, comprobando como a pesar de no tener los alerones diferenciados, el aparato no muestra una guiñada adversa acusada, siendo esto debido al diseño del ala antes mencionado. Ascendemos a más altura para verificar la velocidad mínima de pérdida y realizar alguna maniobra anormal. Vamos quitando gas hasta que el avión cae por derecho comprobando que el anemómetro nos marca 45 km./h, cifra que se corresponde igualmente en el manual del fabricante.

Tiramos de palanca y metemos pie para inducir una barrena. Nos regala todavía un poco del giro pero se estabiliza perfectamente cogiendo velocidad y saliendo por derecho completamente estabilizado, con la consiguiente pérdida de altura.

Notamos como el mando de profundidad es muy agradable debido a que el aparato probado con este motor, tiene situado su centro de gravedad cerca del límete delantero. Sin embargo y aya que hablamos del motor, debemos señalar que por el diseño de la bancada notamos bastante las vibraciones sobre la estructura. Esto se podría haber corregido con un diseño dinafocal en sus anclajes y así se habría corregido este inconveniente, que sin ser motivo de mal funcionamiento, no ayuda al confort general del avión.

La prueba toca a su fin y nos disponemos a regresar al campo para aterrizar. Entramos en el circuito de tráfico a 80 km./h para estabilizar en el tramo final a 70 km./h. Nos aproximamos a esa velocidad (aunque con más práctica y una persona sola podríamos recortarla) y efectuamos la toma a 45/50 km./h, contabilizando 60 metros de recorrido para detener el aparato. Hemos sido ayudados por los casi 6 km. de viento en cara que tenemos en esos momentos. No hemos querido abusar excesivamente de los frenos de tambor con que cuenta este modelo, que aún siendo suficientes a bajas velocidades, no nos parecieron todo lo eficientes que suelen ser unos buenos frenos hidráulicos de disco.

  

 

Fácil de volar por su mando a tres ejes robustos y bien estudiados, así como por el diseño del ala trapezoidal, con poca regresión y una generosa torsión de punta de plano que le hace tener una buena estabilidad. Siguiendo con la inspección visual, observamos la acertada disposición del mando de profundidad provisto de dos buenas articulaciones, que como luego comprobaremos en vuelo, le dan una agradable precisión. El tren de aterrizaje va unido a la célula, conformando un paralelográmo que le da fortaleza sobre todo en los desplomes, frecuentes en actividad de escuela. Cuenta asimismo con una suspensión tipo moto, amortiguador y muelle que le proporciona gran elasticidad, siendo la rueda de morro orientable y con bastante ángulo de salida, lo que le confiere una fácil direccionabilidad en tierra.

Las palancas de mando y pedales de dirección van sobre fuertes herrajes de acero. Dotado de grandes poleas para guiar los cables de acero que actúan las superficies móviles y que encastran en sobredimensionadas bieletas de mando. Nos damos cuenta de que el acabado de todas estas piezas, mandos, herrajes, poleas, etc., puede parecer un tanto “basto” recordándonos a la construcción rusa por su aspecto indestructible, pero que podría haber sido aligerada si se hubieran esmerado en su manufacturación, consiguiendo con esto reducir su peso final en el producto. De esta manera y aunque su peso básico no llegue a los 200 kilos, si lo equipamos con todos los extras y con motor 582 (que equipaba nuestra unidad de pruebas) llegaremos a 235 kg. Con facilidad, que aunque no este nada mal para un biplaza, se pasa en estos momentos de peso según nuestra reglamentación si lo presentamos totalmente equipado para el vuelo. En la actualidad la reglamentación ha cambiado, a 450 Kgs al despegue y se encuentra dentro de ella

 

Características de X-AIR

 

 

ENVERGADURA

9,8 m

LONGITUD

5,70 m

ALTURA

2,55 m

SUPERFICIE ALAR

16,00 m2

FACTUROES DE CARGA

+ 6 – 3

PESO MÍNIMO (Básico)

152 Kg

PESO MÁXIMO (582) EQUIPADO

237 Kg

DEPOSITO COMBUSTIBLE

50 l

DISTANCIA ATERRIZAJE

70 m

DISTANCIA ATERRIZAJE(Obst.15 m)

110 m

VELOCIDAD DE SUBIDA

70 Km/h

VELOCIDAD DE ATERRIZAJE

48 Km/h

VELOCIAD DE CRUCERO

90/100 Km/h

V.N.E.

145 km/h

FINEZA

7/1(64 Km/h)

Representante en España: Manuel Pérez

Telef. 609 655 556 y 91 808 24 50

Precio 17.700 €           MATRICULADO

 

 

RESUMEN

 

Podemos decir que estamos ante un modelo clásico de tubo y tela, muy robusto, bastante útil para escuela y que puede ser una opción lógica para el piloto recién salido del curso, que quiera realizar horas y viajar sin problemas. Por un precio bastante asequible si se ajusta al kit básico con el que puede empezar a construirse una máquina voladora, que le dará suficientes satisfacciones al ser un ultraligero con una velocidad de crucero situado en la media de los aparatos que vuelan por todo el territorio (incluida la Vuelta Ibérica de ULM). Que le permitirá  operar en prácticamente todos los terrenos, agradable y fácil de llevar en vuelo y que le servirá para hacer excursiones relajadas.

Por último tenemos que agradecer a Manuel Pérez y a Juan Socias su labor con este equipo de Aviación Deportiva para la realización de esta prueba